Retorno a clases

MEDIO DE PUBLICACIÓN:
Diario ELPAIS

Comenzaron las clases y con ellas la realización de una serie de actividades vinculadas con la salud, la alimentación y otros aspectos relacionados con el cuidado de la salud y el bienestar de nuestros chicos.

 

Coincidiendo con el retorno a clases, el Hospital Británico pone a disposición de socios y usuarios una serie de consejos y recordatorios orientados a la promoción y el cuidado de la salud de los niños y adolescentes.

 

Así en esta época se suele realizar el típico control pediátrico anual, al que se debe sumar el oftalmológico y el odontológico, cuando correspondan, así como el chequeo de que las vacunas estén al día, recordó la doctora Teresita Sabat, coordinadora del Departamento de Pediatría del Hospital.

 

Es importante tener presente que existe una serie de vacunas que son obligatorias, así como otras que serán necesarias, por ejemplo si el niño va a viajar.

 

El niño debe realizarse controles oftalmológicos al menos una vez al año. En materia de salud bucal, a partir de los 2 años se recomienda el cepillado con pasta dental después de cada comida y realizarse 2 controles al año con el odontólogo. La derivación y el trabajo interdisciplinario resultan fundamentales en la perspectiva de realizar una correcta medicina preventiva.

 

La prevención en salud también incluye observar cuestiones como el tipo y peso de las mochilas y el comportamiento de los chicos en el transporte escolar. “No es necesario llevar todo al colegio todos los días”, opinó Sábat.

 

Las mochilas no deben ser colgadas de un solo hombro, pues pueden generar lesiones, y las que tienen rueditas pueden ser las más apropiadas, sobre todo si se carga mucho peso.

 

La alimentación es otra de las grandes áreas a prestar atención, pues es una tarea de todos los días.

Es aconsejable elaborar un menú variado, que observe un alto contenido de frutas y verduras, tener presente que la mejor bebida es el agua y que las meriendas deben ser supervisadas por un adulto, para que contengan lácteos, cereales, fruta y pan, evitando las galletitas, alfajores, golosinas y snacks.

 

“Las meriendas deben ser saludables, no grandes comidas”, apuntó la especialista y subrayó la importancia del desayuno “como la comida más importante del día”. Sobre las viandas con las que los chicos concurren al colegio dijo que es una tarea de los padres observar “qué y cuánto comen”, tanto calidad y tipo como cantidad de alimentos.

 

Sábat recordó asimismo que sobre todo al comienzo del año lectivo, cuando las temperaturas pueden ser altas, es recomendable vestir a los chicos con ropa fresca, utilizar repelente y también protector solar si van a estar al aire libre.

 

Las tareas escolares deben ser supervisadas por un adulto y es aconsejable restringir el acceso a la computadora y a Internet, así como tener el televisor apagado, mientras el chico trabaja.

 

Esta iniciativa se inscribe en la política permanente de prevención en salud que lleva adelante el Hospital Británico, involucrando a profesionales y personal de todas las áreas de la institución y desarrollando propuestas y actividades que aporten a una mejor calidad de vida de sus asociados.

 

 

  • Comparte!